Historias de Barrio: El Fenómeno Ronaldo

Ronaldo Nazário da Lima, “el Fenómeno”, es reconocido como el mejor delantero centro de la historia del fútbol. Figura de la selección brasileña, puso en innumerables veces el mundo a sus pies. Acá recordaremos cuando se sobrepuso al obstáculo más duro de su carrera: Una lesión que casi lo saca del fútbol.

Ronaldo nació el 18 de septiembre de 1976 en Río de Janeiro y se demoró sólo 16 años en debutar por el Cruzeiro. A los 17 fue llamado a la Selección adulta de su país para jugar el Mundial de 1994. Al año siguiente fichó por el PSV y un año más tarde por el Barcelona. Luego de ganar la Copa Uefa y la Copa del Rey en Cataluña su ficha es comprada por el Inter de Milán.

Luego de dos temporadas con el Inter, Ronaldo había ganado la Copa Uefa y era la gran estrella de la Serie A, pero no había logrado el título nacional y además había sufrido su primera lesión grave en la rodilla. Pero luego de una recuperación de 6 meses, el 12 de abril del año 2000 Ronnie estaba listo para jugar unos minutos en la final de la Copa Italia frente a la Lazio.

Había expectación por lo que haría. En ese momento Ronaldo era, sin lugar a dudas, el mejor futbolista del mundo y 6 meses sin verlo en una cancha había generado ansiedad por ver si podría recuperar su nivel y estar a la altura de su propia imagen.

Pero la emoción de su regreso duró 6 minutos. Con el balón en sus pies y mientras intentaba driblar al central portugués Couto, el tendón rotuliano no dio más y se rompió. El goleador cayó al piso, se agarró la rodilla y lloró en la cancha del Olímpico. Fue sacado en camilla y de esa forma comenzaría un camino largo y tortuoso hacia su recuperación.

Los médicos no eran muy optimistas respecto a su futuro. “Necesitará al menos ocho meses de recuperación y aún así ni yo, ni nadie puede decir si podrá volver a jugar. Será un proceso largo y difícil”, declaraba el especialista a cargo de su operación, Gerard Saillánt.

Necesitó el doble del tiempo para volver a una cancha. Un año y medio de recuperación hasta su reestreno con el Inter ante Lecce por la Serie A italiana. Pero ya no tenía la explosión y velocidad de regate de su versión anterior a la lesión. Los medios empezaron a especular con que el Fenómeno se había terminado.

Pero Ronaldo no paró de trabajar. El mundial de Corea y Japón 2002 estaba a la vuelta de la esquina y él sabía que si se ponía bien físicamente podría ser parte de la selección brasilera. Y así fue. Luis Felipe Scolari le dio la oportunidad de demostrar su vigencia y él respondió. Su rodilla también.

No sólo fue convocado a la verdeamarelha, también fue titular, goleador del torneo y campeón del mundo con Brasil. Luego del mundial ficharía con el Real Madrid, sería campeón de Champions y jugaría un nuevo mundial con Brasil en 2006. Se retiró en 2011 y al recordar esta oscura etapa de su vida, Ronaldo deja una lección: «A decir verdad, jamás se me pasó por la cabeza que pudiera ser el final de mi carrera futbolística. Nunca albergué duda alguna sobre mi regreso. Y nunca dudé ni un segundo de que el largo suplicio, la rehabilitación y el dolor valdrían la pena».

Un Fenómeno.

Foto: www.inter.it

< volver

También te puede interesar

martes 5 mayo , 2020

La Tercera | El programa de entrenamiento Reyes de Barrio fomentado por Arturo Vidal continúa vía online

El programa Reyes de Barrio que busca contribuir, mediante la participación en torneos de fútbol, a la integración social y educativo de niños, niñas y adolescentes que viven en barrios periféricos y estigmatizados de Santiago, dio a conocer que desde este martes todos ellos podrán participar en sus casas vía online. La pandemia del coronavirus […]

reyesdebarrio.rr
Ver Perfil

Ver más en Instagram

Diseñado por

Dekaz